Agència per a la Qualitat del Sistema Universitari de Catalunya

Acceso la contenido (Alt + 1)

>

Acceso al menú de la secció (Alt + 2)

Resultados en Catalunya

Las conclusiones principales del análisis de la situación de los programas de doctorado desde la perspectiva de los estudiantes se articulan en torno a tres ejes:

El perfil del estudiante de doctorado

En Catalunya los datos muestran que el estudiante de doctorado es, en cuanto al género, hombre en un 50,2% y mujer en un 49,8%. En cuanto a la procedencia, la mayoría de estudiantes son catalanes (67,3%), seguidos de centro y suramericanos (21,4%).

Origen  %
Catalunya 67,4
Resto de España 6,3
Europa 3,3
Centro y Suramérica 21,4
Otros 1,6
Total 100

Los motivos que han llevado al estudiante a seguir un doctorado son básicamente dos: la preparación de su carrera como profesor universitario (54%) y el interés en la materia (23%).

Las tesis doctorales

En relación con el formato, la mayoría de las tesis son monografías (75%), el resto, colección de artículos (25%). Por áreas, este dato varía considerablemente: el 96% de las tesis en Humanidades son monografías, mientras que en Ciencias de la Salud lo son el 48%. En cuanto al idioma, el 47% de las tesis se escriben en castellano, el 31% en catalán y el 21% en inglés (principalmente en el área Técnica).

5971_MIRROR1_CAST.gif

La percepción del estudiante sobre la formación de posgrado: la introducción a la educación de posgrado

En cuanto al proceso de incorporación a los estudios de doctorado, los estudiantes se muestran satisfechos en relación con la claridad de los requisitos de matrícula, consecuencia de un marco legal claramente establecido. Ahora bien, poco más de la mitad creen que la información recibida al inicio del programa era satisfactoria, menos de la mitad de los encuestados valora positivamente la información recibida por parte del departamento. El aspecto menos valorado es la información sobre los derechos y deberes de los estudiantes.

No se han encontrado variaciones significativas por áreas.

5971_MIRROR2_CAST.gif

La percepción del estudiante sobre la formación de posgrado: la relevancia de las asignaturas cursadas

Este es el aspecto más susceptible de mejora del funcionamiento de los programas de doctorado. Si bien el 53% de los estudiantes afirma que la calidad de las asignaturas es alta, para menos de la mitad las asignaturas resultan útiles o relevantes por la investigación que realizan.

Las asignaturas se valoran más en Ciencias Sociales y Humanidades, y menos en Ciencias de la Salud.

5971_MIRROR3_CAST.gif

La percepción del estudiante sobre la formación de posgrado: el funcionamiento de la supervisión de la tesis doctoral

La relación de los estudiantes con los supervisores o directores de tesis es uno de los puntos fuertes del funcionamiento de los programas de doctorado. Además de valorar positivamente la calidad de la supervisión (con respecto a recibir críticas constructivas sobre la investigación, discusión de aspectos de metodología, etc.), también valoran positivamente el interés que muestran en general por los estudios de doctorado. El aspecto en el cual los directores muestran menos interés es en los planes de futuro de los estudiantes de doctorado. Sólo un 16% manifiesta que la supervisión ha provocado obstáculos en el desarrollo de la investigación; un 13% ha considerado seriamente de cambiar de director de tesis; y un 8,5% se ha encontrado en situaciones de dependencia.

5971_MIRROR4_CAST.gif

La percepción del estudiante sobre la formación de posgrado: el entorno de los estudios (integración en un entorno de investigación)

Si bien 2/3 partes de los estudiantes valoran que el ambiente de los estudios de doctorado es positivo y estimulante, algo más de la mitad considera que ha sido aceptado como miembro de un equipo de investigación colectiva. La participación de los estudiantes en el departamento es bastante baja: poco más de la mitad ha participado en discusiones del área disciplinar, y sólo un 18,5% tiene la sensación de que pueden influir al departamento. El grado de influencia es más grande, como es lógico, en las áreas disciplinares dónde la tesis se desarrolla dentro de grupos de investigación, como por ejemplo Ciencias o el área Técnica.

5971_MIRROR5_CAST.gif

La percepción del estudiante sobre la formación de posgrado: los resultados: profesionales (competencias de investigación) y personales (reflexión y valores)

Hay que distinguir entre resultados profesionales (competencias de investigación) y resultados personales.

Los estudiantes están entre bastante y muy satisfechos con el grado en qué los estudios de doctorado han servido para desarrollar las competencias de investigación, siendo esta la dimensión más bien valorada de todo el estudio. Así, afirman que los estudios han servido para adquirir la habilidad de desarrollar una investigación de manera independiente (75%), que han adquirido más conocimiento sobre teorías científicas (73%), y que han adquirido conocimiento sobre la metodología científica (81%). Si consideramos que los estudios de doctorado son el plantel de los futuros investigadores, no hay duda de que la valoración de los estudiantes sobre los resultados referidos a estos objetivos es muy elevada. No se han encontrado diferencias significativas por áreas disciplinares.

5971_MIRROR6_CAST.gif

Menos halagüeños son los resultados relativos al grado en qué los estudios han servido para ampliar la educación general. 2/3 de los estudiantes afirman que la experiencia en el doctorado ha servido para reflexionar sobre sus propios valores, pero poco más de la mitad (56%) afirma que ha supuesto una mayor implicación en el desarrollo de la sociedad, o que los estudios les han servido para entender mejor a las personas de otras procedencias culturales y, finalmente, sólo el 36,2% considera que la experiencia ha servido para una mayor comprensión de las diferencias culturales y sociales basadas en el género.

5971_MIRROR7_CAST.gif

En definitiva, estas valoraciones ponen de relieve la polémica entre las dimensiones académica y social de los estudios de doctorado. Parece que la balanza se decanta claramente sobre la dimensión académica, pero haría falta preguntarse si es bueno que los investigadores perciban que su entorno está aislado de la sociedad que los acoge.

Así, la valoración global de los programas de doctorado es positiva: el 85% volvería a matricularse en estos estudios si empezaran de nuevo, el 77% escogería la misma universidad y el 75% considera que sus estudios son entre buenos y excelentes. Los aspectos más bien valorados son la eficacia de los estudios de doctorado para desarrollar las competencias de investigación, seguido del buen funcionamiento de los procesos de supervisión. Los aspectos más susceptibles de mejora son aquellos relacionados con el en torno de los estudios y el interés de las asignaturas.

Características técnicas

En Catalunya había, en 2004, 12.500 estudiantes de doctorado, de los cuales mil participaron en el proyecto MIRROR.

Áreas Población Muestra % respuestas Error muestral
Humanidades 2.346 166 7,08 7,48
Sociales 3.152 370 11,74 4,88
Ciencias 1.836 189 10,29 6,89
Salud 2.509 128 5,10 8,61
Técnica 2.614 148 5,66 7,99
Total 12.457 1.001 8,04 3,03

La muestra es suficiente para permitir análisis comparativos entre el conjunto de doctorandos de Catalunya, Suecia, Finlandia e Irlanda, y también para detectar diferencias entre las cinco áreas disciplinares.

Document PDF PDF Encuesta MIRROR

23.5.2013